Uno de los desarrollos más recientes de la empresa suiza, es el tremendamente compacto Slackpuller de Wyssen. Un carro con motor que entrega cable y además con una operación automática, es la solución para facilitar el proceso del madereo en distintas pendientes, de esta forma aliviana el trabajo en la línea, a la hora de necesitar cable en distancias largas.

Con un solo botón del radio, el operador (que a su vez es el control remoto del carro), pueden operar de manera fácil y segura el equipo, posicionándolo en el lugar deseado.

“Las grandes empresas evolucionan, y la evolución en carros es Wyssen”

Solicitar cotización